La gama cromática: colores fríos, cálidos y quebrados.

Pin It

Los colores pueden agruparse en familias según un criterio de temperatura cromática. Una gama cromática es un conjunto de colores que se emparentan entre sí y forman una armonía. Sirven para ayudarnos a armonizar una obra plástica, es decir, a buscar un equilibrio natural. Cuando se observa un degrado monocromo (un solo color), se está viendo una gama armónica tonal de ese color. Si al lado se colocan colores que contengan dicho color, se está construyendo una gama cromática y armónica.

Los colores se agrupan según criterios de frialdad, calor o suciedad en fríos, cálidos y quebrados o rotos. Estos últimos no se ven en el círculo cromático  de arriba porque no incluye ni blanco ni negro.

En los colores cálidos domina el rojo, amarillo y naranja y sus mezclas. Lo asociamos psicológicamente al fuego y al calor.Son los más luminosos y suelen ser  utilizados para temas enérgicos, violentos o de excitación.

En los colores fríos domina el azul y los violetas, que reflejan poca luz. Lo asociamos al hielo y a la lluvia. Son apropiados para temas nostálgicos,introspectivos, pausados…

Un claro ejemplo es el “Período azul” de Pablo_Picasso frente al “rosa”, por ejemplo. Si queréis profundizar en lo que pueden significar los colores, seguir el enlace en la psicologia-del color.


En los colores quebrados existe una cierta ambigüedad porque se pueden incluir en fríos o cálidos. Cuando hablamos de colores rotos o sucios queremos decir que se mezclan dos colores secundarios o un primario y un secundario. El blanco también interviene cuando estamos hablando de la técnica al oleo.El resultado son colores parduzcos, ocres, caquis, agrisados, etc. Al tratarse de colores apagados, se suele identificar con temas poéticos y nostálgicos. Particularmente, son mis preferidos.

En cuanto a los verdes y los púrpuras, que se encuentran en en la “frontera” del Círculo cromático, pertenecerán a un grupo o al otro dependiendo de cuanto azul o magenta lleven y de los que tenga a su alrededor. Un verde será frío si está rodeado de azules y morados. En el caso del tejado rojo de la foto de abajo, tiene una clara tendencia fría que armoniza con el resto. Si lo tubiéramos que pintar, pondríamos una pizca de azul en el rojo para conseguir el tono adecuado.


Los colores complementarios, como ya hemos visto, son los que se encuentran en el lado opuesto del circulo cromatico. Por ejemplo, del color azul intenso su complementario sería el naranja, del rojo Coca-cola, sería el verde hierba,etc. Como estos colores no pertenecen a  la misma gama cromática, cuando los colocamos en el mismo cuadro “rompen”  y crean contrastes muy interesantes. No me canso de decir cuando trabajamos a partir de fotos que, lo que en una imagen funciona, es decir, aunque ese color esté en ella, no queda bien en un cuadro. Todos los colores tienen que estar armonizados. Todos los colores están en todo el cuadro. Por eso solemos recomendar pintar todo el cuadro a la vez y si fuera en una misma sesión, pues casi que mejor, ya que el agua sucia (o el aguarrás, si es el caso) armoniza por sí solo el cuadro (hacia los quebrados, claro).

Los Fauvistas son un buen ejemplo del uso de los complementarios llevado al extremo.

Derain, pintor fauvista

Aquí  encontrareis más información sobre este grupo artístico del siglo XX http://www.arteespana.com/fauvismo.htm


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>