El proceso creativo: pintando una acuarela

No suelo verbalizar como siento el proceso creativo mientras estoy pintando. Sí que había reflexionado sobre ello cuando estudiaba Arteterapia en la Universidad, pero era, más bien, sobre como comenzaba este proceso, es decir, cuales eran las rutinas para “llamar a las musas”: fumar un cigarro, poner música… cada persona tiene las propias. Siempre olvido registrar el proceso creativo porque cuando me pongo a pintar me siento emocionada como si hubiera quedado con un amante. No por lo elegante de mi vestuario, que suele ser pijama y descalza, sino por la cantidad de factores a mi favor que se tienen que desencadenar para que esto pueda llevarse a cabo: que la pitufa esté durmiendo la siesta, que tenga la casa “recogía”, que tenga tiempo suficiente como para que me merezca la pena sacar los pinceles, que tenga ganas de pintar (no siempre ocurre) y un largo etc que me hacen maldecir cuando suena el teléfono y encima son las “magnificas ofertas de telefonía y/o internet” de las cuatro de la tarde… Leer más

Mi rincón de soñar

A raíz de ver un programa de Elsa Punset conocí el trabajo de Robert Dilts, coach y experto en creatividad. Entonces comencé a mirar mi espacio de trabajo con otros ojos: mi rincón de soñar. No es el más bonito, ni el más ordenado pero es mi espacio, donde tengo ilustraciones y pequeños trozos de papel que miro cuando no se por donde comenzar. Es un micro cosmos de inspiración para mí. En cuanto a la mesa, la ordeno de vez en cuando, cuando cambio de técnica sobretodo, aunque dura bien colocada dos segundos…

Una de las frases que escuché de R. Dilts y que todavía resuenan en mi cabeza es que “genéticamente somos un torrente de creatividad que con el paso del tiempo perdemos, porque nuestra sociedad tiende a homogeneizar a las personas”. Recuerdo cuando estudiaba en la Universidad “Creatividad y arte infantil” con Ricardo Marín que los dibujos de los Leer más